domingo, 25 de enero de 2015

Enero...MES DE LA CONCIENCIACIÓN DEL GLAUCOMA (III)


¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL GLAUCOMA?


Para diagnosticar el glaucoma un oftalmólogo necesita realizar diferentes pruebas: toma de la tensión ocular, examen de la cámara anterior del ojo y del fondo de ojo, campo visual y topografía de coherencia óptica.  
Aquí te explicamos en qué consiste cada una.


·      Toma de tensión ocular 
Hay varios aparatos para tomar la tensión del ojo. Los menos fiables son los aparatos de aire (neumotonometría) y los más fiables los de contacto directo con el ojo (tonometría por aplanamiento). En general, la tensión ocular debe estar por debajo de 21 (milímetros de mercurio).

 
·      Examen del ángulo de la cámara anterior del ojo
Apoyando distintos tipos de lentes sobre la córnea se examina la parte interior de la cámara anterior del ojo (entre el iris y la córnea) donde se encuentra la zona de “desagüe” del líquido intraocular de la cámara anterior (humor acuoso). Puede haber obstrucción, deformaciones o anomalías que pueden resolverse con láser o cirugía

·      Examen de fondo de ojo
Tras dilatar las pupilas se examina la totalidad de la retina descartando posibles problemas asociados al glaucoma, y se analiza cuidadosamente la parte visible del nervio óptico

·      Campo visual
Es muy importante para conocer si hay alteraciones en el campo de visión (que es el problema visual típico del glaucoma), así como para estudiar si está mejor o peor respecto a visitas previas

·      Tomografía de coherencia óptica
Sin necesidad de dilatar la pupila, los nuevos sistemas de tomografía coherencia óptica analizan con enorme precisión el nervio óptico y la capa de conexiones nerviosas de la retina.


Imagen de campo visual
Imagen del nervio óptico mediante reflectancia infrarroja que va acompañada del análisis por tomografía de coherencia óptica




No hay comentarios:

Publicar un comentario